10 reglas de oro para ser un buen vecino

10 reglas de oro para ser un buen vecino

10 reglas de oro para ser un buen vecino- Administracion ph panamá

Vivir en un edificio implica mantener una buena relación con los vecinos, es la regla básica de convivencia. No solo porque ves a diario a los vecinos en los pasillos, ascensores, en las áreas comunes, sino que lo mejor de crear una buena relación con ellos son los beneficios que trae, que van desde un entorno armonioso hasta la seguridad de todos.

Y para que haya armonía y sana paz en el edificio, hay que respetar las normas de convivencia que garantizan la cordialidad entre los residentes. En este sentido, se presentan una lista de reglas de oro básicas para ser considerado un buen vecino.

Ser cordial

La cordialidad muestra signos de buena educación, empieza por saludar a los vecinos o presentarse en caso de ser nuevo en el edificio. En caso de presentarse alguna discordia, abordar el problema de forma calmada, sin gritos ni ofensas, y en ningún caso golpes.

Cuidar de las mascotas

La mascota es parte de la familia, por lo que es muy importa cuidar de sus actos, recoger los excrementos dejados, no dejarla sola, controlar sus ladridos en caso de un perro, es lo mínimo que podemos hacer para no causar molestias.

Puntualidad en los pagos de las cuotas

No cancelar a tiempo la cuota de mantenimiento, genera problemas con los vecinos. Pagar a tiempo para que la administración cumpla con sus compromisos es un deber que todos los propietarios tienen que cumplir.

Participar en el mantenimiento de las áreas comunes del PH

Cuando se organizan actividades para el bienestar común es bueno participar en todo lo que se pueda hacer, como operativos de limpieza, pintura de fachada, reparaciones en general, que los vecinos sepan que pueden contar nosotros, esto obviamente, nos beneficia a todos, es una manera de vivir mejor.

Avisar los cambios en nuestro apartamento

En caso que vayamos a realizar reparaciones en nuestro apartamento que afecten a los vecinos, es nuestro deber avisar a la administración para que ponga al tanto a los otros propietarios que pudieran verse afectados.

Moderar el ruido

Tratar en lo posible de no molestar con ruidos fuertes, sobre todo en altas horas nocturnas o a horas tempranas del día. Martillar, subir el volumen a tu equipo o no controlar los ladridos de tu perro, pudiera ocasionar discusiones o reclamos razonables.

Ser solidarios

Dar ayuda a quien la necesite es muestra de solidaridad. Actos como recoger el correo cuando estén de vacaciones, recibir algún paquete, prestar ayuda en caso de un accidente, son actos solidarios que ayudarán a mejorar la convivencia entre vecinos.

Respetar el espacio ajeno

Pasillos, estacionamientos, jardines se deben respetar porque le pertenecen a todos. Si queremos colocar algún adorno debemos tener la autorización correspondiente. En caso que vaya a obstruir la entrada del edificio debemos contar con la autorización de todos los vecinos.

Notificar si vamos a realizar una reunión familiar

Si la reunión contará con muchas personas y vamos a poner música, tenemos que avisar a los vecinos. También es muy importante ser prudentes con el volumen, respetar los puestos del estacionamiento y también las altas horas de la noche en la que los otros vecinos pueden estar descansando.

Cuidar los espacios comunes

No arrojar basura, no invadir los pasillos, jardines y demás espacios comunes del condominio. Hay que respetar estos espacios ya que eso también nos da derecho a exigir a los demás el mismo respeto y de esta manera existirá un ambiente de cordialidad. Recuerda: tu derecho termina donde comienza el derecho de tu vecino.

¿Qué te parecen estas reglas? ¿Cumples con todas estas recomendaciones en tu PH?

Si deseas más información sobre nuestros servicios de administración de propiedades horizontales puedes contactarte con nosotros o dejarnos tu comentario en este post.

Imagen de freepik vía Freepik.es bajo licencia creative commons.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.