¿Cómo elegir tu póliza de incendio?

¿Cómo elegir tu póliza de incendio?

¿Cómo elegir tu póliza de incendio?

Una póliza de incendio es un contrato a través del cual una aseguradora se compromete a indemnizar frente a los daños que pudiese ocasionar un incendio sobre el bien asegurado, que por lo general es un inmueble. Para eso la aseguradora siempre realizará una especie de avalúo para poder indemnizar a la víctima en función del daño ocasionado sobre la propiedad.

¿Qué daños cubre una póliza contra incendio?

Los daños que son cubiertos en una póliza, van desde los ocasionados al inmueble por la acción directa del fuego, por los daños causados por el calor, el vapor, el humo e incluye los ocasionados por los medios usados para extinguir el fuego y la remoción de escombros, también indemniza a la víctima en caso de que la vivienda no pueda ser habitada y se necesite hacer algún traslado de muebles. Igualmente puede cubrir daños por efectos de rayos y daños por explosión.

La cobertura básica son los daños materiales causados por cualquier medio usado en la extinción para detener la propagación del incendio, en la evacuación o salvamento y la demolición de ser ordenada por las autoridades en caso que fuera necesario. Así mismo cubre todos los daños materiales causados a los bienes objetos del seguro por la acción directa o indirecta del fuego, rayo o explosión, entendiéndose por fuego, toda aquella combustión que dé origen a un incendio o principio de incendio.

La importancia de contar con una póliza contra incendio

Lo principal que debemos saber es que la póliza es para proteger el bien inmueble ante posibles incendios. Hay pólizas que cubren hasta la construcción del inmueble, sin limite de monto asegurado. Es importante contar con la póliza para garantizar la hipoteca de la propiedad (cuando se tiene), para poder recibir un reembolso por los gastos ocasionados por el incendio.

Cómo elegir una póliza contra incendio

Cuando vamos a elegir una póliza contra incendio para nuestro inmueble debemos analizar las condiciones y las propuestas de coberturas que hace la empresa aseguradora, para poder hacer la mejor elección que nos brinde la seguridad y la tranquilidad de recuperar la inversión en caso de este tipo de siniestro.

Dentro de los detalles básicos que debemos considerar que la póliza incluya en su cobertura están los siguientes:

  • Vigencia de la póliza, es decir la duración de la póliza y el tiempo durante el cual la empresa asume los riesgos de la vivienda.
  • Gastos por demolición, remoción o limpieza de escombros en caso de perdidas o daños del inmueble producidos por incendio o rayos eléctricos.
  • Protección de la propiedad y los bienes frente a daños físicos y directos que puede ocasionar un incendio de forma accidental y además que cubra otros daños como inundación, granizo, terremotos, impactos de vehículos o incluso daños por vandalismo.
  • Especificar claramente las tasas de la póliza. Estas tasas varían dependiendo del tipo de construcción y de la ubicación del bien. Aquellos bienes construidos en cementopor lo general a tienden a ser menores las tasas, mientras que aquellas construcciones donde hay combinación de materiales que incluyen madera, tienden a ser ligeramente mas elevadas. Y para las viviendas exclusivamente de madera las tasas siempre sera mucho mas elevadas.
  • Debe indicar si cubre daños que pudiesen ocasionarse a bienes comunes que se encuentren en los alrededores de la propiedad.
  • Daños a los vehículos que se encuentren en los estacionamientos.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Qué aspectos tomas en cuenta para elegir tu póliza de incendios?

Si deseas más información sobre nuestros servicios de administración de propiedades horizontales puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de rawpixel vía Freepik.es bajo licencia creative commons.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.